jueves, 26 de abril de 2007

EL TERRORISMO NECESARIAMENTE ES INTERNACIONAL

Los terroristas no pueden sobrevivir sin el apoyo internacional, este es el ámbito donde mantienen sus recursos financieros, reciben instrucción militar, obtienen zonas de descanso, realizan contactos políticos. Es decir trasladan todas las operaciones que no les son posibles realizar en el lugar donde están operando. El contexto internacional actúa como la retaguardia para los ejércitos convencionales.

En ciertas oportunidades reciben el apoyo de Estados extranjeros afines, y en otras ocasiones se mimetizan con los ciudadanos de otros países.


Firmenich y Vaca Narvaja, dirigentes Montoneros con Yasser Arafat


La ETA por ejemplo empleó durante años el sur de Francia como área de descanso. Montoneros hizo lo propio en países limítrofes o en Cuba donde también recibía entrenamiento militar. Pero no fue Cuba el único país en brindar este tipo de apoyo, también existían fluídos contactos con Libia y con los palestinos. Allí trasladaron una de las cinco fábricas de explosivo plástico C2 posteriormente empleado en numerosos atentados contra los israelíes.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

En efecto los Montoneros hoy nos dicen que eran unos jóvenes que querían un mundo mejor, pero mientras andaban en sus 5 fábricas de explosivos, viendo como hacer explotar todo el país! Sigan así!

Norma

Pedro León dijo...

Esperemos las sorpresas que nos tienen reservadas los amigos de los Montoneros que estan en el Gobierno. Especialmente el de aquellos que vinculados con el narcotrafico patrocinan el terrorismo en todas sus manifestaciones. Hoy Argentina es el puente de las FARC de Colombia, para exportar el terrorismo y el narcotrafico en el Cono Sur.

arturo dijo...

Un poco de Historia.....

Leer con atención, que cada uno saque sus propias conclusiones.

Los Dres. Duhalde y Matarollo citados en éste artículo hoy ocupan la Secretaria y Subscretaria de Derechos Humanos de La Nación.

Estos relatos fueron extraídos de la página
http://www.stormpages.com/marting/argentinmasa.htm



* Hacia el mediodía, los abogados González Garland, Matarollo, Ortega Peña, Duhalde y Galín, defensores de algunos de los guerrilleros, trataron de llegar a Trelew en automóviles de remise. Tropezaron con un cerco militar que les impidió acercarse a la ciudad. A la misma hora, los abogados Amaya e Hipólito Solari Yrigoyen, quienes no se habían movido de Rawson, trataron de visitar a los presos. Las autoridades militares les informaron que "ese día no era posible".

*A las 18, el grupo completo de abogados entrevistó a Jorge V Quiroga, juez de la cámara federal especial, quien estaba a cargo del sumario que se inició después de la fuga.' Quiroga declaró que él no había decidido incomunicar a los reclusos del penal, "de modo que los abogados pueden visitar a sus defendidos normalmente.

* A las 22, el mismo 16 de agosto, los abogados Ortega Peña, Duhalde y González Garland procuraron arrancar al juez Quiroga una orden que permitiera la asistencia de médicos y defensores cuando los diecinueve detenidos en la base aeronaval fueran interrogados. Quiroga desestimó la petición.

* En la mañana del 17 de agosto, el partido Justicialista envió un telegrama al ministro del interior, Arturo Mor Roig: "Reclamamos respeto derechos humanos presos políticos unidad carcelaria Rawson responsabilizándolo por su integridad física amenazada por medidas de represión".

* El ministro, envió esta respuesta: "Requiero se sirvan precisar a qué medidas concretas de represión se hace referencia y cuáles son las amenazas a la integridad física y derechos humanos con relación a los responsables de los sucesos de la víspera en Rawson y Trelew. El poder ejecutivo nacional no acepta que mediante acción psicológica se pretenda presentar a los protagonistas del luctuoso suceso como víctimas. Firmado: Arturo Mor Roig, ministro del Interior".

* El mismo lunes 21, desde las 11. 10 de la mañana, la junta de comandantes que gobernaba la Argentina se reunió en la Casa Rosada. Asistieron Alejandro Agustín Lanusse, presidente de la nación y jefe del ejército; Carlos Alberto Rey, comandante en jefe de la fuerza aérea; Guído Natal Coda, comandante en jefe de la armada; Ezequiel Martínez, secretario de la junta; Rafael Panullo, secretario general de la presidencia, y -Arturo Mor Roig, ministro de Interior, poco después del mediodía, el lenguaje de la reunión asumió una rigidez militar. Se incorporaron entonces José Rafael Herrera, jefe del estado mayor general del ejército,y Hermes Quijada, jefe del estado mayor conjunto. Antes de la una de la tarde, el canciller Eduardo McLoughlin -un brigadier- conferenció en otro salón con el general chileno Sepúlveda y con el embajador Ramón Huidobro sobre los diez fugitivos que habían pedido asilo en Santiago; allí se enteró de que el gobierno socialista, cediendo a las movilizaciones internas, les entregaría salvoconductos para viajar a La Habana o a Argel.


Antes de partir para La Habana, Santucho recibió la visita de Beatriz Allende, hija mayor del presidente chileno, quien se había iniciado en las lides políticas en la Juventud Socialista y se sentía orgullosa de haber sido una de las primeras integrantes de las redes de apoyo al Che en Chile, entre 1966 y 1967.

-Mi padre te envía su pistola, pa' que te defendai. Lamenta mucho lo de tu compañera. Dice que no comparte el camino que elegiste para Chile, pero que jamás te olvides de ser fiel a tus ideas. Y que te abraza. Beatriz.

-Gracias. Dile a tu padre que lo respeto por su honestidad, su valentía. Y que deseo que el pueblo chileno pueda derrotar a los momios y al imperialismo. Defenderemos a Chile donde quiera que estemos -contestó Santucho.

Los diez guerrilleros aterrizaron en el aeropuerto José Martí en la madrugada del 26 de agosto. Los esperaban honores protocolares del Partido Comunista de Cuba y manifestaciones populares en su homenaje.

El grupo permaneció en Cuba hasta la primera semana de noviembre de 1972, partió de allí escalonadamente hacia distintos destinos en Europa y retornó después a la Argentina. En el curso de los dos meses, según las crónicas públicas de la prensa cubana, los guerrilleros visitaron la isla y participaron en las brigadas de trabajos voluntarios habituales en la Cuba revolucionaria. Para la elaboración de este resumen se utilizó material de los libros " Todo o Nada" de la periodista María Seone y de la recopilación hecha por el Cro. Daniel De Santis "A vencer o morir" Tomo 1 y 2.

Tomado de La Fogata

En recuerdo del Juez Jorge Quiroga, del Dr. Arturo Mor Roig y del Almirante Hermes Quijada, asesinados por el terrorismo subversivo.

Lic. Arturo Cirilo Larrabure
alarrabure@hotmail.com

Anónimo dijo...

Aunque lo que agrego a continuación parezca no relacionado, considero que lo es, ya que a partir de 1917 (revolución Bolchevique convirtiendo a Rusia en la URSS), cumpliendo los postulados de la internacional Socialista, financió, asesoró, instruyó para la violencia revolucionaria comunista como lo hicieron aquí. Sólo los ciegos de alma no pueden ver la verdad.
A LOS ALTARES MARTIRES DE LA FE FUSILADOS POR LOS COMUNISTAS..

A LOS ALTARES MARTIRES DE LA FE FUSILADOS POR LOS COMUNISTAS, ENTRE ELLOS, EL PRIMER CUBANO QUE SUBE A LOS ALTARES, JOSE LOPEZ PITEIRA.

Mártires de la Fe
En su maniqueo afán de hacer una historia de "buenos y malos" en función del bando contendiente, el Gobierno de Zapatero ha generado una discordia que pasa por ocultar y olvidar atrocidades como las que sufrieron estos religiosos

EDITORIAL

Ante más de cuarenta mil fieles congregados en la Plaza de San Pedro, ha concluido la ceremonia de beatificación de 498 mártires de España, torturados y asesinados durante la persecución religiosa acaecida en nuestro país durante la Segunda República y la Guerra Civil. Si la presencia de muchos familiares de los mártires españoles ha acrecentado la intensidad emotiva de la ceremonia, las palabras más representativas del clima de reconciliación y de perdón vivido en la plaza de San Pedro han sido las pronunciadas por Benedicto XVI, quien ha destacado "las palabras y gestos de perdón [de estos religiosos] hacia sus perseguidores, que nos impulsan a trabajar incansablemente por la misericordia, la reconciliación y la convivencia pacífica".


También el arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio Rouco Varela, ha querido subrayar cómo estos religiosos estuvieron en todo momento "disponibles para confortar y sostener a sus compañeros de prisión y rechazaron las propuestas que significaban minusvalorar o renunciar a su identidad cristiana. Fueron fuertes cuando eran maltratados o torturados. Perdonaron a sus verdugos y rezaron por ellos. A la hora del sacrificio, mostraron serenidad y profunda paz, alabaron a Dios y proclamaron a Cristo como el único Señor".


Aunque se trate del proceso de beatificación más numeroso de la historia de la Iglesia Católica, estos 498 mártires suponen tan sólo una parte de los más de seis mil religiosos asesinados durante los años 30 en España a causa de la Fe. Se trata de una de las mayores persecuciones religiosas de toda la historia que además incluyó, desde el mismo momento de la proclamación de la Segunda República, la quema de iglesias y conventos, en un proceso paulatino de destrucción de bienes y objetos considerados símbolos de religiosidad que destruyó o dañó gran parte de nuestro patrimonio arquitectónico, artístico y documental.


Honra al ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos –único miembro del Gobierno presente en esta, ciertamente, "histórica" ceremonia– el haber reconocido que estacelebración pretende "fomentar la reconciliación"; una actitud que, sin embargo, contrasta con la cainita y sectaria Ley de Memoria Histórica que propugna su Gobierno.


En su maniqueo afán de hacer una historia de buenos y malos en función del bando contendiente, el Gobierno de Zapatero ha generado una discordia que pasa por ocultar y olvidar atrocidades como las que sufrieron estos religiosos, elevados este domingo a los altares.

ESCRIBINOS