jueves, 19 de abril de 2007

TERRORISTAS DEVENIDOS EN VICTIMAS, NO SON LO MISMO, QUE VICTIMAS DEL TERRORISMO

UN FENOMENO ARGENTINO EN BUSQUEDA DE MERCADOS INTERNACIONALES


Entender la problemática de las víctimas del terrorismo implica comprender su maridazgo con el terrorismo; una cuestión va de la mano de la otra de manera inseparable, aspecto que Kofi Annan, Secretario General de las Naciones Unidas presentó con exquisita claridad en su informe de abril de 2006: “Los actos terroristas niegan a sus víctimas el disfrute de sus derechos humanos más fundamentales. Por lo tanto, una estrategia contra el terrorismo debe estar centrada en las víctimas y en la promoción de sus derechos (…). Los grupos que recurren a tácticas terroristas lo hacen porque creen que esas tácticas son eficaces y contarán con la aprobación de muchos, o por lo menos de aquellos en cuyo nombre pretenden actuar (…) debemos dejar perfectamente en claro que ninguna causa, por más justa que sea, puede ser excusa para el terrorismo. Ello incluye la legítima lucha de los pueblos por la libre determinación. Ni siquiera ese derecho fundamental definido en la Carta de las Naciones Unidas justifica el asesinato y la mutilación deliberados de civiles y no combatientes.”
Sin embargo, este discurso que se impulsa desde foros internacionales, no se compadece en absoluto con la realidad argentina donde se reparó a quien puso la bomba y se ignoró a quienes la padecieron. Uno de los tantos ejemplos lo rescata Juan B. Yofre en su libro “Nadie Fue” donde relata los pormenores de Alfredo Rubén Velásquez, quien participó y murió en el ataque al Regimiento de Formosa en 1975, fue enterrado como NN y posteriormente identificado. Pese a ello hoy figura como desaparecido y sus familiares fueron indemnizados por el Estado.


Durante años la construcción política de la izquierda violenta se realizó a partir de imponer la condición de víctimas civiles a los propios terroristas, y de ello se vieron beneficiados, desde el punto de vista económico y político, varios movimientos latinoamericanos. Todo indica que muchos percibieron que no hay mejor estrategia para desarticular un ataque, que colocarse como víctima antes de tiempo, de esta manera la tarea del contrincante será la de revertir lo que el otro hizo y no de imponer primero sus conceptos, nos dejó dicho Sun Tzu.

Así como para los terroristas mezclarse entre los civiles y realizar sus ataques, fue muy caro a su pasado durante la lucha armada, hoy les resultó relativamente sencillo mimetizarse, entre las víctimas que ellos mismos produjeron. Sobre todo después de la acción militar, contraterrorista de los 70, que les dio la oportunidad de reclamar los derechos que les son propios a las víctimas civiles, ajenas a los conflictos.


Hoy, los ex terroristas dan batalla para continuar con el rol de víctimas, buscando consolidar la doctrina del terrorismo de Estado con claros horizontes jurídicos internacionales.


Sin embargo, la izquierda reaccionaria y las organizaciones de derechos humanos defensoras de los terroristas, no pueden continuar ocultando que estos últimos atacaron a la población civil, tanto en gobiernos de facto, como en los gobiernos de iure. Es precisamente en el de Perón, donde la justificación de las acciones en pos de la supuesta liberación de la opresión, son doblemente inaceptables: en primer lugar porque había un gobierno legal y legítimo, en segundo lugar porque no puede tolerarse el ataque a los civiles, aún ante el supuesto ejercicio del derecho a la rebelión contra la opresión como bien lo destacó Kofi Annan.

Entre el 25 de mayo de 1973 cuando asumió como presidente Héctor Cámpora, y junio de 1975, pleno gobierno de Isabel Perón, se llegaron a contabilizar 5079 hechos terroristas. Las víctimas de estos hechos, como las del resto de los atentados, son negadas por el Estado Argentino mientras sus victimarios ocupan su lugar.

* Foto de la Bomba puesta por Montoneros en el Edificio donde vivía el Alte. Lambruschini. Murieron su hija de 15 años, 2 vecinos, varios heridos y daños a las propiedades linderas. El edificio fue posteriomente demolido, dado que la bomba había destruído 4 pisos del mismo.

5 comentarios:

Cristina dijo...

Y bien...?, no! y mal!..., finalmente los jóvenes idealistas obtuvieron aquello por lo que tanto lucharon. PODER, DINERO Y VENGANZA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Y los héroes, como tantas veces en nuestro país, son humillados, vilipendiados, olvidados a veces y sus vidas, algunas muy antiguas escrutadas para ver si se puede descubrir algún secreto vergonzante que los haga más " humanos".
Me pregunto en mi enorme inocencia, para cuando los juicios a los asesinos " idealistas"?, para cuando la repulsa popular y de los medios chupamedias a quienes instaron e instan a la violencia, en todas sus formas para obtener sus espúreos intereses?. El tiempo se acaba, la mentira, la corrupción, el fraude electoral y la ignorancia del "soberano" nos arrastran sin misericordia a un lugar adonde las gentes decentes no queremos ir. Un país sin religión, sin moral y gobernado por poderosos mesiánicos que reptaron en las sombras hasta poder saciar de algún modo su sed de sangre y venganza.
A los argentinos de bien que lucharon para repeler la brutal agresión de los "jóvenes idealistas", ya sea que estén vivos y sufriendo olvidos y escarnios o muertos, mi corazón y mis oraciones están con ellos.
A los argentinos de bien que ven con horror los actuales acontecimientos, DESPIERTEN!, por pequeño que sea el esfuerzo, siempre es importante. Hagamos nuestra parte para que las cosas no cambien para mal.
Dolida, indignada y triste por el futuro de nuestra Patria los saluda, Cristina Speluzzi.
Este es el texto de mi carta escrita a "Jovenes por la verdad", que refrendo como comentario a vuestra nota.
Agrego que, hace unos años conoci a una familia "indemnizada" por tener un "desaparecido". El susodicho, de cuya existencia me entere cuando esta gente mejoro su situacion economica gracias a los dineros del Estado ( y nuestros )era el padre de dos chicas que, en los años ( varios ) en que tuve relacion con ellas JAMAS lo mencionaron, ni tenian una foto en la mesa de luz, siempre tuve entendido que la madre era separada y que el ex habia partido a Europa. Claro, a la hora de recaudar se acordaron del PAPA que,ademas, segun me comentaron terceros, NUNCA tuvo un trabajo honesto ni prolongado. Es decirnunca hubiera ganado decentemente lo que esta gente recibio por el vago.
Sigan asi, voy a re enviar el sitio a mis amigos y parientes.
Saludos, Cristina Speluzzi

Constanza Vila Prol dijo...

¡Cuanto juego de palabra para una sociedad que no entiende! Pero lo más triste de todo es que no se quiere que entienda.
Pocas veces en mi vida he opinado tan vehentemente sobre el tema como lo haré aquí. Estoy harta que se echen la culpa mutuamente...no hay nadie que medie esta terrible disputa como ninguna otra...tal es el claro ejemplo: boca vs river. Las "personas" se matan por cualquier cosa, la vida no tiene valor; ninguna vida tiene valor y es evidente que miles de personas muertas aún no alcanzan para que nos demos cuenta que no pasa por decir: "A ver quien mata más muñecos" "A ver quien se la aguanta más" "A ver quien es mejor embustero y habilidoso de la palabra para embaucar a más muñecos y tenerlos a favor"; sino por parar la pelota y REFLEXIONAR para luego CAMBIAR una sociedad en la cual todavía hay personas, no solo muñecos.
Soy muy joven y me duele tener que resignarme a vivir tras las rejas de mi popio hogar para que no me maten, para que mis hijos tengan una infancia sin sobresaltos innecesarios. Estoy cansada de ser educada con las personas y abrirme al diálogo ante algún desacuerdo para recibir insultos o malos tratos de "personas" en teoría sensatas como pueden ser mis vecinos del barrio o compañeros de la facultad o hasta familiares.
Me doy cuenta que mi patria ha perdido esta batalla. Está desprotegida y sola en medio de esta guerra encubierta entre corazones congelados y rencores viejos que algunos se niegan a superar para encontrar su fuerza y vitalidad en la venganza y el dolor perjudicando a muchos inocentes, pero sin importarles.
Mucho se critica pero poco se reflexiona. Hay que mirar el interior de cada uno con honestidad y ver que hay, muchos se sorprenderán al ver que todos buscamos lo mismo: PAZ, SEGURIDAD, ESTABILIDAD ECONOMICA Y EMOCIONAL, EDUCACION Y BIENESTAR SOCIAL. Cuando los Argentinos relamente nos decidamos a alcanzar todos esos anhelos JUNTOS Y con un mismo propósito: alcanzarlos; pero RESPETANDO la diferencia de pensamiento y acompañando a quienes menos entienden y ayudando a aquellos que menos tienen y no abandonándolos; entonces habremos triunfado.
Hay que encontrar a aquellos argentinos que aún quieren salvar su país y salvarse ellos mismos. Son los que poseen el mapa que contiene el camino al éxito del país.

CELTyV Argentina dijo...

Constanza: El CELTYV trabaja por la PAZ, como las víctimas del terrorismo que son quienes más han sufrido en estos años de indiferencia, soledad y cambio de la historia real.
Por eso queremos la PAZ para nuestra Nación, pero queremos que el resto de los Derechos Humanos de las Víctimas del Terrorismo como son la VERDAD, la JUSTICIA y la REPARACION también sean respetados, dado que solo con la Verdad, se llegará a una Argentina en paz y con futuro.
Nos identificamos con tu reclamo, son muchos años hablando de gente que ocupa el lugar de las víctimas y goza de sus derechos, cuando en realidad fueron victimarios.
Si te interesa trabajar por las Víctimas y por una Argentina con educación, justicia, salud, trabajo, seguridad y paz, te esperamos!

Anónimo dijo...

Constanza,adhiero a la invitación del CELTYV. Vos mencionas todos los problemas, temores y riesgos cotidianos que debés enfrentar (lo que te indica que no hay paz social),y adherimos a tus palabras.
Pero para llegar a la Paz hay que ser justos. Los que creemos tenemos en cuenta las palabras de los evangelios... la justicia y el amor conducen a la Paz. Te darás cuenta que tu deseo, que también es nuestro, está sembrado de obstáculos, conductas manifiestamente injustas y delictivas, como las del reparto de los dineros de la sociedad que ya leíste en otro comentario, los sembradores son quienes administran el campo, obtienen el cargo sistemáticamente con la colaboración de la ignorancia y pusilanimidad cívica... "no quiero problemas, me tengo que ocupar de mis cosas". Hay situaciones que no se modifican con la mera coincidencia de pensamientos, sino con la participación y el compromiso responsable con los ciudadanos que trabajan por despertar las fibras íntimas de los ciudadanos Declamativos, para que se transformen en auténticos Reclamantes de un Democracia verdadera. Saludos.

Anónimo dijo...

Estoy plenamente de acuerdo con esta pagina, que desconocia....solo se escucha la voz de los antipatria, asi los considere siempre, pero las victimas del terrorismo no estan solos, somos muchos los silenciosos que esperamos que que esta moneda tenga sus dos caras visibles, yo vivi la epoca del terror, ahora veo con temor... que nada los satisface, avanzan haciendose las victimas, cada vez piden mas y mas,nada los detiene, lo peor es que ya tienen el poder, y abiertamente vemos que la bandera que esgrimen, es la de la mentira, la infamia, ayer escuchaba decir a unos de estos delincuentes, que se apoderaran de la propiedad privada para darle a los "pobres", habria que darles tierra..que hay tanta, palas, rastrillo y un poco de verguenza y honor, que asi lo logramos los que nos mantenemos sin ayuda del estado.
Me siento feliz de poder escribir lo que siento, pero no estan solos, y todos los que piensan como yo...sentimos un gran respeto hacia los que fueron victimas del terrorismo.

ESCRIBINOS