jueves, 19 de julio de 2007

CUANDO EL ASESINATO DE CIVILES ES COSA DE TODOS LOS DÍAS

CRÓNICAS DEL CONFLICTO ARMADO *

Los diarios de la época reflejan mejor que nadie la realidad de la violencia cotidiana que sufrió la sociedad.

El 4 de junio de 1975 el ingeniero Amelong, argentino de 53 años de edad, casado, padre de 10 hijos, salió a las 7.20 hs. de su casa, en la calle Victoria 119, en el Barrio Fisherton, emplazado en la zona residencial de Rosario.


Iba manejando su automóvil Torino y lo acompañaban su hija Inés de 17 años y una compañera de estudios de la joven.

Amelong se proponía dejarlas frente a la facultad pública de Ciencias Bioquímicas donde cursaban en pleno centro, cuando al llegar a la esquina de Avenida Córdoba y la calle Guatemala fue interceptado por una pick up desde la que lo ametrallaron dos personas que ocupaban la caja, luego descendió uno de ellas y le disparó a través de la ventanilla apuntando de cerca al ingeniero.

Amelong recibió más de 10 impactos en la cabeza, el cuello y el pecho y cayó muerto en el acto, apoyado sobre el volante. Un proyectil hirió a su hija Inés y muchos otros quedaron incrustados en los libros que ella llevaba sobre su falda, su amiga Elena Drueta que viajaba en el asiento trasero resultó ilesa.

Los asesinos, llevaban cascos amarillos de plástico y mamelucos azules cuyo uso se ha generalizado en la industria de la construcción, todos pertenecían a la organización terrorista Montoneros.


Inés Amelong fue auxiliada por vecinos del lugar del atentado que, herida gravemente y sangrando, la llevaron al “Hospital Centenario”, el más próximo al lugar del ataque, donde tras más de un mes de cuidados intensivos, salvó su vida.
Minutos más tarde llegaba una comisión de la Seccional 17º de Policía Provincial, y brindaba contención a la amiga, que no lograba salir de su estupor.

El cuerpo del ingeniero Amelong, fue colocado sobre la acera, donde los médicos confirmaron el deceso. Sus familiares no recibieron reparación por parte del Estado, ni pudieron ejercer su derecho a la Verdad y a la Justicia.


* (Testimonio brindado para CELTYV por sus hijos Juan Daniel y Javier Amelong)

6 comentarios:

Jorge López Parravicini dijo...

Yo era compañero de estudio en Buenos Aires del hijo mayor del ingeniero Amelong. Nos hicimos amigos, y me invitó a su casa en el verano. Allí conocí a la familia que el ingeniero y su mujer habían construido, con diez hijos. Nunca olvidaré el ejemplo de amor, dedicación, cuidados, ternura y trabajos que esos padres daban para con sus hijos, para mí, que era un amigo de su hijo, para todos los necesitados que llegaban a su puerta a pedir algo para mitigar la pobreza. Siempre, SIEMPRE,los Amelong acudían a su puerta para ayudar al que pedía una ayuda. A ese hombre especialmente bueno y manso vinieron los terroristas a matar, en presencia de su hija y de otra hija del modo que yo lo era. Los terroristas tienen que pagar por lo que nos arrancaron de manera tan bestial. A mí, no en dinero. Pero lamentablemente, si hay un terrorista, más diez que lo votan, tenemos once terroristas. Esa es la Argentina hoy. ¡Y "estamos" preocupados porque se perdió la final de fútbol!

Braulio dijo...

Yo viví la época de la guerrilla, lamento lo ocurrido al Ing. Amelong, y no lo recuerdo, pero se que hubo miles. Lo que realmente produce un sentir de impotencia es leer y escuchar por los medios tanta basura, y que mucha gente joven que no vivió en esa época, o gente que habiendo vivido no capto o no se informó de la realidad, repiten como loros la cantinela. Que hubo muertos inocentes es cierto, pero todos los conflictos armados los producen. Lo que veo injusto es que no permitan que se ventile es la muerte de gente que sufrió el embate de la guerrilla. Cuenten conmigo, yo lo digo y lo escribo cada vez que puedo, hubo una guerra
y la guerrilla resultó derrotada. Luego con el apoyo de la izquierda ganó con la propaganda. Y hoy está en el poder. Así nos va. Un abrazo. Braulio Quevedo.

Anónimo dijo...

el terrorismo de los montonores no era terrorismo de estado. en consecuencia, no entiendo la relación entre la compensación del estado mencionada en la nota y el acto terrorista en sí.

CELTyV Argentina dijo...

Para Anónimo: el terrorismo de Estado es una teoría jurídica consagrada en Argentina, que solo busca la impunidad de los terroristas, la idea de que hay un terrorismo mayor al terrorismo mismo, solo beneficia a los ejércitos revolucionarios como los de Montoneros y el ERP.
Las reparaciones que el Estado Argentino ha concedido a miembros de organizaciones terroristas y no a sus víctimas, produce el incumplimiento de numerosos Tratados internacionales de DDHH suscriptos por la Argentina.
Lamentablemente en nuestro país a diferencia del resto del mundo, se protege e indemniza a quienes cometieron más de 21.642 atentados terroristas, mientras sus víctimas, no son protegidas ni se les permite ejercer sus DDHH.
La reparación de las víctimas es un derecho humano consagrado solo para quienes son parte de la población protegida, no para quienes integraron un ejército revolucionario y violaron las leyes de la guerra, atacando a la población civil, como hicieron los Montoneros, por ejemplo en el caso del Ingeniero Amelong.

roberto dijo...

Es muy bueno que estos terribles hechos no se hayan perdido. deberían salir por los noticieros o hacer un programa de Efemerides Terroristas.

CELTyV Argentina dijo...

Estimado Roberto: Existe un programa radial semanal que lee las efemérides de esa semana, respecto de las víctimas y los atentados. Es "Debate Ciudadano", lo sintoniza los viernes de 17 a 19 por FM Radio Cultura 97.9 o por internet www.fmradiocultura.com.ar
En CELTYV un proyecto para el futuro es tener nuestra audición radial, donde poder comentar todo lo referido a las Víctimas del Terrorismo, si ud. quiere colaborar póngase en contacto con nosotros.
Atte,
CELTYV

ESCRIBINOS